- Córdoba, Argentina

Se acaba la luna de miel

Opinión - Jueves 29 junio, 2017


martin-cabecera

 

Los sectores de agricultura, ganadería, caza y silvicultura registraron en el primer trimestre del año un crecimiento del 4,3% en comparación con el mismo lapso de 2016. De esta manera, fueron algunos de los sectores de mejor desempeño en el arranque de 2017, que mostraron una recuperación del 0,3 % en el Producto Bruto Interno (PBI), de acuerdo a datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

 

El ranking es liderado por otro sector relacionado a la actividad primaria, la pesca, que mostró una expansión interanual del 31%. Por debajo del agro, se ubican transporte y comunicaciones (3,7 %), actividades inmobiliarias (2,7%), intermediación financiera (2,4%), servicios sociales y de salud (2,1%) y construcción (1,9%). No obstante, es evidente que las medidas implementadas por el Gobierno nacional apenas asumió, ya no alcanzan para que el sector agropecuario siga moviendo la rueda.

 

En este sentido, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Etchevehere, le reclamó al Gobierno “bajar la inflación y estabilizar la moneda” para que el país pueda ganar  “competitividad” a nivel internacional en el sector agroindustrial y de alimentos. El ruralista agregó que mientras Argentina está 15° a nivel mundial en producción de alimentos, está 103° en competitividad, y consideró que si el Gobierno acompaña, “en cinco o seis años podemos generar un millón de puestos de trabajo”.

 

El campo demostró coherencia, y desde la asunción de Macri, realizó una inversión de 58 mil millones de dólares. Por eso, ahora también le exige la misma coherencia a un Gobierno que está más preocupado en lo que dice o hace Cristina Fernández de Kirchner, que en la gestión del día a día.

 

Para colmo, Marcos Peña, el Jefe de Ministros, tuvo que salir a poner “paños fríos” por la controversia que se había generado, luego de que trascendiera la posibilidad de que el Gobierno, ante la necesidad de recortar gastos, redujera el rango de Agroindustria, de ministerio a secretaría. Ante el rumor, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias de Córdoba (FAA, Cartez, SRA y Coninagro) emitió un duro comunicado titulado: “Si lleva a cabo el cambio publicitado, Sr. Presidente, no nos encontrará a su lado”.

 

Por el lado del tambo la mano viene empantanada, ya que datos oficiales recopilados por la Subsecretaría de Lechería de la Nación muestran que en el último año se aceleró el proceso de concentración de tambos iniciado en 2014. En mayo pasado las 18 principales industrias lácteas argentinas recibieron leche de un total de 5365 tamberos que representaron un 70% del volumen total de la oferta mensual del producto a nivel nacional. Un año atrás, en mayo de 2016, las 18 mayores usinas lácteas tenían 5708 remitentes que juntos sumaban por entonces el 54% del volumen mensual nacional. Es decir, que además de una menor cantidad de tambos, muchos de los que sobrevivieron, son más grandes. Por eso las cámaras de productores tamberos de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, se encuentran en estado de alerta, ante la constante desaparición de pequeños y medianos productores.

 

Se acaba la luna de miel entre el campo y el Gobierno nacional. Ahora viene el período de convivencia, y el campo ya está empezando a exigir, porque la realidad indica una vez más, que sigue siendo el motor del país.



Tags: ,