- Córdoba, Argentina

La cosecha récord no salva el país

Opinión - Viernes 29 marzo, 2019


martin-cabecera

 

En la dulce espera de una cosecha récord de 100 Millones/Tns de soja y maíz, y después de la histórica sequía que castigó a los productores el año pasado, el dilema pasa por saber qué camino tomarán: si venderán toda la producción o guardarán parte de la cosecha.

 

Para colmo el comportamiento del Gobierno nacional no ayuda. Sosteniendo el impuesto al aceite y la harina de soja, castiga al valor agregado, dejando fuera de competencia al sector aceitero del mercado mundial. Para poder competir, la industria le ofrecerá menos al productor, y el productor se resistirá más a vender. Por tanto habrá una sobre oferta en la cosecha que provocará la baja del precio de la soja, que podría ubicarse en 200 dólares la tonelada.

 

Y en una economía necesitada de dólares el comportamiento del campo a la hora de desprenderse de la mercadería vuelve a ser tema de conversación. David Miazzo, economista de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) comparó la situación con la de un ahorrista de la economía cotidiana: “Es una práctica habitual en la clase media urbana el ahorro en dólares. En el sector agrícola el ahorro se hace en granos, hasta pagar los costos”.

 

Es decir, se vende a medida que se va necesitando. “Este año en la primera etapa de la cosecha vamos a tener una venta rápida por el capital dañado que dejó la sequía y las tasas altas que hay en la economía. Después vamos a ver una venta más normal en el resto del año”, explicó Miazzo.

 

Cabe señalar que de las exportaciones de Argentina 6 de cada 10 dólares provienen del campo. La decisión de los productores hasta el momento muestra que sumando las ventas de trigo y maíz, las ventas se ubican por encima del año anterior. De la mercadería 2018/19 los productores se desprendieron de 12,5 millones de toneladas contra una cosecha de 19 millones de toneladas.

 

En tanto, para el maíz las ventas suman 10,7 millones de toneladas de una producción estimada hasta el momento en 46 millones/Tns. En soja los productores vendieron 8,6 millones de toneladas, lo que representa apenas un 13% de la cosecha proyectada en este ciclo de 54 Millones/Tns, contra un 32% a la misma altura del año anterior. Desde FADA estiman que un 60% de los costos de implantación de soja están dolarizados, mientras que en maíz este porcentaje crece a un 62%. “Es cierto que la devaluación mejora la competitividad del sector agrícola, pero solamente en un 1/3 de su estructura de costos”, destacó Miazzo.

 

Por su parte, el presidente de la Bolsa de Cereales de Córdoba, Juan Carlos Martínez, afirmó en la reciente Agrojornada: “Desmitifiquemos la idea de que el campo salva al país. Aporta mucho, genera una importante masa de recursos que ayudan a transitar más adecuadamente una coyuntura. Pero el país tiene problemas estructurales muy serios que, si no se resuelven, no hay solución posible, ni siquiera con el aporte del sector”. También subrayó que la cosecha nacional total 2018/19 se estima en torno a 140 millones de toneladas y que eso significará para el Estado un ingreso, sólo en concepto de retenciones, de 380 mil millones de pesos, una cifra muy parecida a la que el FMI le liberará al Gobierno para poder regular el valor del dólar. Además, Martínez agregó: “Tenemos que enfrentar una situación de altas tasas de interés, alta inflación, y con una presión tributaria que realmente deja muchas economías fuera de juego. Tenemos que transitar en este combo una época de fuerte recesión y creciente desempleo”.

 

Para el titular de la Bolsa, “el Gobierno que venga tendrá la necesidad de profundizar los cambios estructurales, y necesitamos para esto un compromiso de toda la sociedad, los gobernantes, las empresas y las instituciones. Un acuerdo social”.

 



Tags: ,