- Córdoba, Argentina

Hace ruido la suba del Inmobiliario

Opinión - Miércoles 23 noviembre, 2016


martin-cabecera

 

En Córdoba el Inmobiliario Rural subirá hasta 45% (en promedio 35%), teniendo en cuenta que quedarán congelados los montos de los fondos específicos destinados a financiar obras de infraestructura en caminos, canales, conservación de suelos, municipios y gasoductos. En Santa Fe la suba será del 30%, y en Buenos Aires del 38%.

 

Además, tras 20 años, habrá una revaluación fiscal de los campos cordobeses, que actualizará en 15 veces el valor que había a principios de los 90. Las críticas de la dirigencia agropecuaria no tardaron en llegar. “Es una burla”, dijo Gabriel De Raedemaeker, titular de Cartez, cuestionando el anuncio de un fondo de $70 millones para apoyar las Buenas Prácticas Agrícolas, cuando “vamos a poner más de $2.600 millones con el Inmobiliario”.

 

Marco Giraudo de Coninagro calificó al anuncio de “una reverenda locura”, además de considerar que el cordobés es un “Estado extractivo”.

 

El titular de la Rural riocuartense Javier Rotondo, subrayó: “Siempre destacamos el diálogo con el Gobierno, pero el resultado es el cachetazo de un aumento unilateral sin contemplar nada de lo que hablamos”.

 

A su turno, el ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso, retrucó las críticas lanzadas por los dirigentes: “Creo que lo hicimos de una manera racional que apunta a tener una alternativa muy parecida al resto de los contribuyentes”. Y añadió: “Hemos comprometido más de $5 mil millones en obras de infraestructura para el campo, y la recaudación

-con aumento y todo-, no va a exceder los $2 mil millones”.

 

Este diálogo de sordos entre Gobierno y entidades rurales es un clásico de fin de año. A mi criterio, es necesaria la revaluación fiscal de los campos que propone la Provincia. Es irrisorio pretender que la hectárea valga lo mismo ahora que en la década del 90.

 

Otro apunte. La Mesa de Enlace cordobesa  nunca chilló, ni emitió un comunicado cuando Macri decidió posponer la baja de retenciones a la soja, solo lo hicieron los productores autoconvocados.

 

Respecto a la actitud de la Provincia, es una avivada criolla, subir el impuesto manteniendo en el freezer los fondos específicos que deben ser remitidos a consorcios y municipios. Es más, el fondo canalero todavía nunca se redistribuyó a los consorcios.

 

Otro punto. Es un hecho que el cambio climático viene poniendo en jaque las diferentes zonas productivas de la provincia. Por efecto de la sojización impulsada por el kirchnerismo, dirán algunos funcionarios. Coincido. Pero también es verdad, que gran parte del interior profundo careció de obras de infraestructura necesarias en 17 años de gestión ininterrumpidos.

 

Entonces, parece un poco inapropiado impulsar un aumento de hasta el 45% en el Inmobiliario Rural, amparándose en una posible cosecha fina récord o una siembra gruesa récord.

 

La función de un Estado es mirar la película completa, no la foto de la coyuntura actual. De un lado y del otro, politiquería barata y chicanas para la tribuna. El productor cordobés que viene sorteando una crisis tras otra, necesita dirigentes y funcionarios maduros que estén a la altura de las circunstancias, y que sean capaces de escucharse para establecer consensos.



Tags: ,