- Córdoba, Argentina

Exportar para crecer

Opinión - Viernes 1 julio, 2016


martin-cabecera

 

No fue casualidad la gran asistencia de productores y técnicos a la primera “Jornada Córdoba Ganadera” realizada por AgroVoz en la capital provincial. Tampoco es azarosa la inclusión de un bloque ganadero en la próxima “Santa Rosa Productiva” que organizaremos con la ACIPRO en Villa Santa Rosa. El gran norte cordobés comienza a poblar los campos, y encuentra en la producción de carne vacuna la mejor oportunidad para el agregado de valor en origen.

 

Según un informe de la Sociedad Rural Argentina (SRA), todas las actividades del campo inyectarán este año a la economía, entre inversión y gastos, un total de 58.000 millones de dólares.

 

De ese monto, la ganadería contribuiría con el 39%, con un aporte de 22.500 millones de dólares, por encima de la contribución que hará la agricultura (36%) al sector.

 

Desde hace un tiempo hay en la actividad ganadera un proceso de retención de vientres con el objetivo de aumentar el stock de animales. Esto significa que el ganadero se queda con las hembras para producir más terneros a lo largo de su vida útil. Vale recordar que durante las tres administraciones kirchneristas se perdieron 10 millones de cabezas del rodeo, por las intervenciones del Gobierno en el mercado y las trabas que se aplicaban para exportar carne, que llevaron a una liquidación progresiva de la hacienda por parte de los productores. El stock cayó a 48 millones de cabezas y hoy ya pasó las 52 millones de cabezas.

 

El sector ganadero destinará 13.765 millones de dólares a la reposición de hacienda, 3.446 millones de dólares en suplementación, confección de pasturas y sanidad, 2.576 millones de dólares en estructura y financiamiento, y 1.075 millones de dólares en bienes de uso durable.

 

Esta expectativa estimula el desarrollo de genética, la mayor demanda de semillas forrajeras para la conformación de reservas, la renovación de alambrados, molinos y aguadas, entre otros insumos necesarios para mejorar la productividad.

 

Hasta la Unión Europea aprobó la importación de carne fresca producida en las provincias del norte argentino. No obstante, que el árbol no tape el bosque. Es necesario que la cadena ganadera y el Gobierno planifiquen cómo promover las ventas externas, porque si la exportación no crece, no será bueno aumentar la oferta interna, que se traducirá inevitablemente en bajos precios para el productor. Hay que exportar para crecer, no hay otra opción.

 

Sin embargo, no todos los sectores del campo se subieron al tren. Los productores tamberos afrontan una fuerte pérdida de rentabilidad, en medio de un aumento de costos, y los productores porcinos, además del incremento de precios de insumos clave y la caída de ingresos, protestan por la importación de carne de cerdo desde Brasil.

 

Para finalizar, no puedo dejar pasar que llegamos a las 150 ediciones ininterrumpidas de nuestro periódico. Gracias a los anunciantes que confían en nuestros servicios. Y gracias a los miles de lectores que nos posicionaron como el medio gráfico agropecuario más leído y de mayor penetración en Centro, Norte y Este de la provincia de Córdoba. Como dice nuestro eslogan, estamos “junto a la gente que hace grande el país”, y ese es nuestro mayor orgullo.



Tags: ,