- Córdoba, Argentina

El pecado fue confiar

Opinión - Viernes 31 julio, 2015


martin-cabecera

 

Hace siete años el Gobierno nacional eligió la estrategia de Mike Tyson, para nockear al sector agropecuario de un solo golpe. Pero con el voto No Positivo del ex presidente Cobos, quedó en la lona al querer imponer la resolución 125. No obstante, se levantó, se recuperó, juntos fuerzas, alineó la tropa nacional y popular, y comenzó a aplicar la estrategia de Floyd Mayweather, el desgaste del oponente, round por round, a puro bailoteo y sin ponerse colorado.

 

Y de esa forma fue nockeando las diferentes economías regionales. Algunos sectores sufrieron el intervencionismo, las retenciones, la negación de ROEs para exportar, y otros sectores fueron endulzados con subsidios, con escasas o nulas retenciones, con la apertura de mercados como Venezuela, que mostró espejitos de colores. Pero la realidad indica que “todo termina al fin”.

 

En la cuenca santafesina de Rafaela los camiones tiraron miles de litros de leche por el bloqueo que gremialistas y algunos productores auto convocados, realizan a un grupo de fábricas, perjudicando a los sufridos productores tamberos, que además de soportar una baja del precio de la leche por parte de varias industrias, ahora tampoco pueden entregar su producción.

 

En el partido bonaerense de Ezeiza unos 5 mil trabajadores protestaron debido al cierre de la segunda avícola del país. En Entre Ríos el sector arrocero sufre  la caída del 50% de las exportaciones y hay 3 mil puestos de trabajo en peligro. En Oncativo unos 50 trabajadores cordobeses se manifestaron por el cierre del frigorífico El Maná, teniendo en cuenta que desde 2003 hasta ahora, se cerraron 136 frigoríficos y 21 mil operarios quedaron en la calle.

 

En el Alto Valle de Río Negro, más de 200 mil toneladas de frutas quedaron sin poder cosecharse, los productores arrojaron 140 mil kg de peras y manzanas en las rutas y abandonaron el 50% de las chacras. El sector olivícola riojano perdió el 50% de las exportaciones a Brasil y hay suspensión de trabajadores. C

 

ayó estrepitosamente la venta de maquinaria agrícola tanto a nivel local como internacional, afectando el empleo en pueblos del interior cordobés y santafesino.

 

Los viñateros mendocinos también salieron a las rutas por falta de rentabilidad. Y como broche de oro, la participación del Estado en la renta agrícola pasó en seis años del 74 al 93,5%; se perdieron 300 mil puestos de trabajo en el sector agroindustrial y agroalimentario; y los fletes de camiones se triplicaron en tres años.

 

Lo único que creció es el empleo estatal y la política de subsidios. El resultado de semejante plan maquiavélico, indica que es más fácil estar sentado que poner el lomo, porque alquilar un departamento en ciudades como Rosario o Córdoba, deja cinco veces más ganancia que sembrar en el campo. Y la Presidente quiere seguir profundizando el modelo. Pareciera no darse cuenta de que tocamos fondo, que no queda más nada para profundizar.

 

Tal vez cometimos un error como sector. Después de haber dejado al boxeador en la lona, creímos que teníamos la contienda ganada, y nos metimos otra vez tranqueras adentro.



Tags: ,