- Córdoba, Argentina

Coninagro hace punta

Opinión - Viernes 27 octubre, 2017


 

martin-cabecera

 

Bajo el lema “Acciones para los nuevos paradigmas”, Coninagro presentó en la Bolsa de Cereales de Córdoba, el documento “El Campo y la Política III”.

 

Además de evaluar la situación actual que atraviesan las economías regionales, donde la entidad gremial tiene un fuerte predicamento, el trabajo tiene como objetivo brindar herramientas para la construcción de políticas públicas a largo plazo. Y busca priorizar una estrategia poblacional que evite las megaconcentraciones urbanas e impulse procesos de desarrollo local en todas las regiones productivas.

 

El contenido del documento elaborado por los economistas de la entidad cooperativa ofrece una mirada multidisciplinaria de aspectos vinculados con la competitividad, infraestructura, propiedad intelectual, educación, bioenergía y manejo de suelo, entre otros temas. Además de un abordaje, que incluye la caracterización, situación, problemática y propuesta de 18 economías regionales: granos, carne bovina, leche, algodón, arroz, aves, cítricos, forestal, hortalizas, mandioca, maní, ovinos, papa, peras y manzanas, porcinos, tabaco, vino y mosto, y yerba mate.

 

A la hora de identificar la situación de cada una de las 18 economías relevadas, el tablero de indicadores elaborado por Coninagro muestra que sólo 4 muestran una condición de “prosperidad” o de “crecimiento”. Este grupo de privilegio –con luz verde–, lo integran la producción de granos, bovinos, maní y porcinos, mientras que el resto presenta signos de crisis.

 

Coninagro no solo se queda en el análisis, sino que avanza con propuestas.

 

En materia de infraestructura impulsa el desarrollo basado en tres pilares (hídrico, vial y energético), que den sustentabilidad en el tiempo a la política rural.

 

En cuanto a la financiación para la agroindustria, la entidad reclama créditos para capital de trabajo adecuados a los ciclos productivos y resalta la importancia de la creación de líneas crediticias que cuenten con años de gracia y tengan intereses razonables.

 

Por último, promueve una política monetaria que incentive la producción industrial y local, con garantías alternativas que lleguen a todos los productores, cooperativas y Pymes. Además, la entidad cooperativa es partidaria de una reducción de la presión impositiva y de la adecuación de los costos laborales en la producción primaria, industrial y comercial.

 

En conclusión, es  notable y para subrayar que el gran movimiento cooperativo contribuya con críticas y propuestas para el desarrollo del sector agroindustrial, y que no se quede solamente en la defensa de los intereses de sus asociados.

 

Tanto los funcionarios actuales, como los anteriores, tienen mucho desconocimiento de la realidad del sector agropecuario en su conjunto. Y sería bueno que escuchen las ideas de un sector federal que conoce en detalle la matriz productiva nacional.

 

Está claro que se puede… si se quiere.



Tags: ,