- Córdoba, Argentina

DEÁN FUNES - Córdoba

Apostar a la cadena de valor, yendo del feedlot a la góndola

Negocios - Jueves 30 julio, 2015


Oscar Zorrilla, Martín Loustalot, y Diego Graña, tres de los socios de La Posta SRL que se ocupan de la administración general.

Oscar Zorrilla, Martín Loustalot, y Diego Graña, tres de los socios de La Posta SRL que se ocupan de la administración general.

 

La Posta SRL comercializa de 10 mil a 12 mil cabezas por año, y está abocada al consumo interno. Además impulsa un innovador sistema de inversión en ganadería.

 

La Posta SRL arrancó hace 15 años con un grupo de ocho productores, mediante una sociedad informal en la cual cada uno criaba sus terneros. Era una época de crisis y sequía en el noroeste provincial, el Ing. Ag. Oscar Zorrilla propuso armar un engorde conjunto. Empezaron a concentrar el maíz de todos y a comprar más terneros para aumentar la cantidad de animales. En 2005 armaron una sociedad formal, que cumple una década el próximo mes de agosto. En ese entonces encerraban unos 200/300 terneros, y ahora la empresa tiene una capacidad de encierre de 4500/5000 terneros.

Actualmente La Posta SRL está conformada por seis productores: Loustalot, Contreras, Zorrilla, Chatel Molina y Graña. Hay tres que están en la administración general, Oscar Zorrilla se encarga de compra y venta de terneros, Diego Graña de la parte operativa y Martín Loustalot de la parte administrativa.

 

“No poseemos hectáreas propias como sociedad, usamos 10 de las 180has de Diego Graña, donde está el feedlot, después tenemos en sociedad con agricultores algunos campos destinados  a maíz para consumo del feedlot, y también alquilamos  un campo de 300 Has que alberga 100 vacas para cría”, señaló el Cr. Martín Loustalot, gerente de La Posta SRL.

 

Si bien conservan una pequeña parte de cría en la que producen unos 90 terneros por año, la empresa comercializa entre 10 mil/12 mil cabezas anuales.

 

“El 50% de lo que comercializamos sale del feedlot propio, y el animal no sale en pie, sino que ya entregamos la carne a supermercados y carnicerías de Quilino, Deán Funes, Jesús María, Córdoba, y de Villa Carlos Paz por la Ruta 38 hasta La Cumbre. El frigorífico Oroná nos faena y distribuye toda la carne”, indicó Loustalot.

 

La Posta siempre tuvo como objetivo transitar toda la cadena para llegar directo a góndola. “Pusimos una carnicería propia de prueba, y ahora hicimos una alianza con empresarios de la ciudad de Córdoba que están en el rubro comercial, por lo que abrimos dos carnicerías denominadas “+Carnes” en la zona norte. La idea es llevar la mejor carne que tenemos a esas bocas de expendio, y tenemos un proyecto de trazabilidad en marcha, para que el consumidor sepa exactamente la procedencia de la carne que está comprando, y pueda chequearla”, apuntó el joven productor ganadero.

 

La empresa siempre estuvo abocada  al consumo interno, nunca participó de la Cuota Hilton, pero a futuro tendrá alguna oportunidad de exportación a través de la nueva Cuota 481.

 

Martín Loustalot continúa la charla, haciendo especial énfasis en el principal negocio de La Posta SRL: “Estamos haciendo Hotelería, armamos un sistema sencillo para que el productor nos pague con maíz, nos entrega el ternero y el maíz, y nos cobramos con un porcentaje de los kg ganados, y también está la opción de la Hotelería tradicional que la hacemos a porcentaje, buscando e l mejor negocio para ambas partes. Hoy el feedlot está en un 80% de ocupación, y como aumentó la invernada, estamos sin reponer animales hasta ver qué pasa”.

 

Aprovechar el contexto internacional

 

Para Loustalot, “si los valores del maíz no cambian, la próxima temporada se hará menos maíz, y los precios subirán, por lo que esta ecuación de maíz barato para producir carne no es sustentable en el tiempo”. El problema que tuvo el norte de Córdoba es que se han perdido gran cantidad de terneros. “Hace algunos años comprábamos el 80% de los terneros en 100km a la redonda, y ahora debemos llegar al 40%. Entonces, lo que es bueno por el costo del kilo producido de carne, por otro lado pasa a ser complicado si uno no compra bien, ya que el negocio se te da vuelta. Si no sabes manejar aspectos financieros te va mal, si no sabes comprar te va mal, si no sabes vender te va mal, si no sabes producir eficientemente te va mal. Es un negocio muy serio, dónde no se pueden tomar decisiones facilistas y apresuradas”, señala el gerente administrativo.

 

El socio de La Posta también deja su parecer, sobre lo que necesita la actividad ganadera nacional: “Necesitamos que no haya intervenciones en el mercado, ya que la ganadería tiene un contexto muy favorable a nivel internacional. Hay muchos agricultores que quieren volver a ser ganaderos, pero no se animan a reinvertir por la incertidumbre que genera el Gobierno con las distintas medidas que toma. Necesitamos un cambio de Gobierno, porque el actual no mostró señales positivas para el campo, pese a que el contexto mundial nos acompañó en varias oportunidades. La realidad es que los números de la ganadería mejoraron, pero por faltante de cabezas, no porque hayamos conseguido nuevos mercados. Hasta se está pagando bien la vaca con cría, la vaca con garantía de preñez, y esas son buenas señales”.

 

Similitudes y diferencias con EEUU

 

Algunos socios de La Posta estuvieron días atrás en Nebraska, una de las zonas  líderes en la producción de maíz, donde en los últimos años creció el número de feedlots, debido a la generación de burlanda que entregan las plantas de bioetanol. La burlanda se transformó en un insumo básico, y por primera vez el estado de Nebraska superó al de Texas en cantidad de cabezas encerradas. “Vimos que el productor norteamericano gana y pierde plata igual que nosotros, debido a buenas o malas decisiones que toma, pero no por acierto o culpa del Gobierno. Han tenido sequías muy grandes, están recuperando de a poco las cabezas que perdieron, y en el mercado interno compiten muy fuerte con el pollo y el cerdo. Cuando aumentan las hamburguesas, el consumidor pone un freno y no consume”, contó Loustalot, y agrega: “Están produciendo animales muy grandes, de 650 kg en promedio, y está pensado de que lleguen a ese peso desde la concepción. Aquí salen en muchas ocasiones con solo 300 kg, es decir, es imposible competir con ellos si no tenemos genética adaptada. Nos sorprendió la calidad de la hacienda que tienen, razas británicas y continentales, muy poca cruza (5%). Y otra diferencia es que ellos tienen aprobados los implantes hormonales, por lo que logran una eficiencia de conversión superior a la nuestra. No podemos salir a producir enloquecidos un animal de 650 kg, porque le vamos a errar el viscachazo, entonces debemos apuntar a la exportación, pero haciéndonos fuertes con la buena calidad que tenemos y es reconocida en el mundo, mientras vamos desarrollando otros mercados. Las dietas que aplican los feedloteros norteamericanos son similares a las nuestras, pero tienen mucho acceso a la tecnología en maquinarias por el apoyo que reciben del Gobierno mediante créditos”.

 

La entrevista da para mucho más, por ello en breve reflejaremos los aspectos productivos de La Posta SRL mediante un recorrido que hicimos por su feedlot. Finalmente, es necesario mencionar la activa participación institucional de los socios, muestra de ello es que Diego Graña y Oscar Zorrilla fueron presidentes de la Sociedad Rural Ganadera del Norte (Deán Funes), además como empresa forman parte de la Cámara Argentina de Feedlot, y apoyan iniciativas de la Sociedad Rural de Jesús María, como por ejemplo teniendo presencia comercial en la 68º exposición del 9 al 13 de septiembre.



Tags: , ,