- Córdoba, Argentina

SOJA

Enfermedades foliares

Información Técnica - Martes 15 marzo, 2016


soja mancha marron

 

El manejo de enfermedades foliares de soja requiere de ciertos criterios para que sea más eficiente su control, además de ayudar a maximizar el retorno económico de la inversión.

 

Alguna de las pautas a tener en cuenta.

 

Dentro del ya conocido cronograma de Jornadas Agro Match organizadas por FMC®, se realizó en la localidad de Fontezuela, partido de Pergamino, una reunión donde el Ingeniero Agrónomo Diego Álvarez abordó los criterios de manejo de enfermedades foliares en soja, momentos de control, tipos de fungicidas a utilizar en cada uno de ellos y evaluación del retorno productivo sobre la inversión realizada.

 

Álvarez hizo un rápido repaso sobre cómo se detectan y se miden las enfermedades y su relación con el estado fenológico de la planta. Como ejemplo, citó que la Mancha Marrón puede verse y cuantificarse a campo; la Mancha Purpura se puede ver, pero su método de cuantificación está todavía en discusión. Por su parte, la Mancha Ojo de Rana puede cuantificarse y verse y la Roya Asiática se ve y cuantifica en laboratorio, mientras que la Muerte Súbita se puede ver a campo, pero su cuantificación es parcial, al igual que la Bacteriosis.

 

Dado que la Mancha Marrón y la Mancha Ojo de Rana son las únicas que fácilmente se pueden observar y cuantificar, deben ser el motivo por el cual controlar, tratando de revisar en forma paralela las que son de difícil diagnóstico.

 

Pero el tema no se reduce a saber qué enfermedad usamos como control para el resto, sino considerar el estado fenológico de la planta y el daño potencial que tiene, en términos productivos tanto Mancha Marrón como Mancha Ojo de Rana. La primera se controla en función de varios parámetros analizados en forma conjunta, mientras que la segunda requiere tratamiento inmediato en cuanto se la detecta, esté la planta en estado vegetativo o reproductivo, ya que el poder de daño que tiene, hace que su tratamiento siempre se justifique.

 

En cuanto al manejo de la Mancha Marrón, Álvarez manifestó que se deben considerar los siguientes parámetros para decidir la correcta aplicación y control:

 

•         Potencial de rendimiento.

 

•         Precipitaciones.

 

•         Presión de enfermedades.

 

•         Logística de disponibilidad de producto y tiempos de aplicación. Demoras por este problema pueden generar aplicaciones a destiempo y pérdidas de eficiencia importantes.

 

•         Los tratamientos con fungicidas mezclas de triazoles y estrobirulinas deberían llegar hasta R5.3 o 40% de llenado. A partir de este momento fenológico, se debería utilizar sólo un triazol.

 

•         Mancha Ojo de Rana y Roya Asiática justifican su tratamiento siempre, sea cual fuera el estado del cultivo y su potencial de rinde.

 

Todos los puntos mencionados deben trabajar para llegar al fin del ciclo del cultivo con el tercio medio de la planta sano. En definitiva, con el máximo Índice de Área Foliar posible en función de la variedad, grupo de madurez y ambiente.

 

A continuación, el Ing. Agr. Emiliano Meroi de FMC para la zona núcleo, presentó el fungicida Nanok®, formulado en base a Azoxistrobina al 12,5% como fungicida preventivo, y el Flutriazol al 12,5% como fungicida curativo. El último es el triazol de mayor afinidad por el agua, característica que le brinda la mayor movilidad dentro del mesófilo.

 

Terminó su presentación comentando que Nanok® “es el fungicida de mayor concentración de principio activo del mercado a dosis equivalentes por hectárea, lo que le da una contundencia de tratamiento sumamente importante”.



Tags: , ,