- Córdoba, Argentina

DEÁN FUNES - Córdoba

Alta incorporación de la burlanda en todas las dietas del feedlot

Mercado de Hacienda - Viernes 28 agosto, 2015


Ing. Diego Graña y Cr. Martín Loustalot

Ing. Diego Graña y Cr. Martín Loustalot

 

En La Posta SRL, las 300 tns mensuales de burlanda húmeda de maíz  (WDGS), es una de las claves para sumar más kilos y mejorar la calidad de la carne destinada al consumo interno.

 

En este mes de agosto está cumpliendo una década La Posta SRL, conformada por seis productores: Loustalot, Contreras, Zorrilla, Chatel, Molina y Graña. En la edición pasada de nuestro periódico presentamos una primera radiografía de la empresa ganadera. Si algo distingue a este emprendimiento es que la carne generada va del feedlot a la góndola de supermercados y carnicerías de Quilino, Deán Funes, Jesús María, Córdoba, y de Villa Carlos Paz por la Ruta 38 hasta La Cumbre, luego se der faenada por el Frigorífico Orodá. Unos 6 km antes de llegar a la ciudad de Deán Funes (Dpto. Ischillín) por la Ruta 60, se encuentra el primer portón de acceso al campo de 180 has donde se encuentra el feedlot de La Posta SRL. El paisaje está compuesto por corrales en diferentes alturas y una pequeña planta de silos para almacenamiento de granos y subproductos, entre mezclados con algarrobos blancos y espinillos, en plena falda de las Sierras Chicas. Luego de una recorrida por el establecimiento, nuestro medio fue atendido por los socios Diego Graña, Martín Loustalot, y el responsable técnico, el Ing. Ag. Patricio Acosta.

 

¿Cuáles son las características ambientales de la zona, y puntualmente de este campo?

 

-Diego Graña: Usamos unas 10 has para el feedlot, tenemos muchas pendientes en los corrales, la zona es semiárida, el régimen de lluvias es bajo, hay pocos problemas  de empantanamiento de animales. En zonas que hay más humedad se produce mucho contagio de enfermedades, por tanto si el ambiente es más seco el animal está más cómodo.

 

¿De qué forma tienen estructurado el  feedlot sobre la falda de las Sierras Chicas?

 

-Diego Graña: Lo tenemos dividido en dos partes, corrales de adaptación y corrales de engorde. La zona de  adaptación que cuenta con comederos de 100 metros de frente para que el animal llegue a comer, son ocho corrales que tienen una capacidad para 150 animales, allí están 21 días donde se los atiende sanitariamente y se los acostumbra a comer, para posteriormente pasar a los corrales de engorde que en total son 22. Además hay un sector de enfermería. Todos los corrales llegan al corral de aparte donde se realiza la sanidad. La incorporación de una manga Farmquip nos cambió mucho el manejo, agilizamos mucho el trámite, y con solo dos personas podemos mover todos los animales. Además estamos empezando a trabajar en materia de efluentes. Contratamos unos ingenieros para que nos digan por dónde va la corriente de agua y tenemos que hacer una represa de captación. No obstante, el mayor problema que tenemos acá en sanidad es el respiratorio, a veces los animales vienen enfermos o por el estrés que sufren hasta que se acostumbran al encierre, y se agarran enfermedades respiratorias.

 

¿Cómo están manejando el problema de estrés animal por el encierre a corral?

 

-Ing. Ag. Patricio Acosta: La dieta se basa en alfalfa y burlanda, y casi el 98 por ciento de los animales empiezan a comer cuando se bajan del camión, por tanto no hay graves problemas con el acostumbramiento del animal, en el caso de los animales chicos. Si es un animal a partir de los 400 kg se presenta el problema que no ingresa a los comederos. La forma de bajar el estrés al animal es que coma. También se presenta el estrés en terneros recién destetados pero últimamente estamos comprando pocos de ellos porque se estresan mucho, no comen y por tanto tienen muchos problemas sanitarios. No obstante hacemos mucho hincapié para evitar enfermedades ya que la dieta de iniciación incluye antibióticos orales. Además también se les da antiparasitarios, hacemos un análisis de los kilómetros que tuvo que recorrer el animal, en invierno se hace sí o sí antibióticos. Le damos unos días de descanso para que levante las defensas y salga un poco del estrés, se hace la primera dosis de respiratoria, y a los 21 días la segunda dosis. Y durante toda la dieta del período de adaptación se les suministra antibióticos por vía oral.

 

¿Cómo están compuestas las diferentes dietas que suministran en La Posta?

 

-Ing. Ag. Patricio Acosta: Básicamente son tres dietas. La primera de adaptación es con alfalfa y burlanda, hay que evitar que se empache por 7 ó 10 días; luego la dieta incluye maíz en un 30%, un 45 % de burlanda, 25 % de alfalfa y un 1,5 % de la premezcla que trabajamos. Pasamos la iniciadora otros 7 ó 10 días más; en total el período de adaptación dura entre 21 y 25 días, luego la dieta empieza a tener mayor incorporación de maíz y bajamos la proporción de fibra, se hace con un 15 % de alfalfa, 45 % de burlanda y un 45 % de maíz hasta llegar a la dieta de terminación que son unos 60/70 días que contiene 29 % de burlanda, 7 % de alfalfa, 62 % de maíz y 2 % de la premezcla. En todos estos años hemos tenido diferentes dietas y notamos que el grano de sorgo, por ejemplo, requiere un nivel de procesamiento que al no tener una moledora acorde, no nos conviene ya que en la bosta se ven los granos enteros.

-Diego Graña: Hace unos años teníamos una dieta muy agresiva, cuando empezamos a incorporar gluten mejoramos mucho y desde hace dos años incorporamos la burlanda y andamos muy bien.

-Martín Loustalot: Con la burlanda no se baja el costo pero se mejora la eficiencia. La dieta a base de maíz y núcleos es muy inestable, había animales que andaban bien pero muchos no se acostumbraban, teníamos problemas de acidosis y era mucho más dispersa para poder medir. Esta otra es más estable, el animal trabaja mejor. Hay que tener en cuenta que un animal con acidosis no produce, y hoy no tenemos animales enfermos. Antes no podíamos superar los 900 gs diarios de ganancia y hoy estamos arriba de 1 kg.

 

La burlanda húmeda es clave en todas las dietas que manejan, para adaptación, iniciación y terminación. ¿Cuántas toneladas demandan de este subproducto que se obtiene del bioetanol de maíz?

 

-Ing. Ag. Patricio Acosta: Diariamente consumimos 10.000 kg de burlanda, de maíz consumimos 15.000 kg diarios, de alfalfa 3.000 kg  y de la premezcla unos 600 kg.

-Diego Graña: Cada tres días llega un camión con burlanda así que el mes usamos unas 300 tn.

 

¿Qué mejora notaron en la calidad de la carne con la incorporación de la burlanda?

 

-Diego Graña: Tenemos un productor hotelero que es abastecedor de carne en Córdoba y está muy conforme con la dieta porque la grasa le sale pegadita a la carne, pero él compra animales británicos de muy buena calidad. Aquí también tenemos algunas cruzas y los resultados no son los mismos.

 

-Martín Loustalot: La diferencia básica con otros feedlot es el picado. Hoy el animal de feedlot vale más que el de campo, en todas sus categorías, por una cuestión de terneza, color de la carne, y engrasamiento.

 

¿Cuál es el costo de la ración diaria que suministran a los animales?

 

-Ing. Ag. Patricio Acosta: Es entre $1,10 y $1,20, el ajuste viene por el precio de compra y venta. Por caso si vos compras un animal caro, pagas una comisión grande de una feria y encima lo traes de muy lejos el número es más complicado, por tanto si podemos manejar estas variables, el número es bueno. Por supuesto que podría ser mejor si ayudara el valor de venta.

 

¿Cuál es el número ideal de cabezas encerradas que aspiran tener?

 

-Martín Loustalot: Nuestra idea es no tener picos tan altos de llenado ni tan bajos de vacío. Con la hotelería apuntamos a lograr  estabilidad en el año y para ello deberíamos tener 4.000 cabezas todo el año. En algún momento hemos tenido menos de 2.000 cabezas. La zona se quedó con poca hacienda, ahora por suerte se está reponiendo. Estamos tratando de hacer otras inversiones y diversificarnos como es el caso de la hotelería.

De a poco quieren seguir avanzando en el proceso de certificación de la carne, para que el consumidor conozca exactamente qué animal está comiendo y de dónde viene.

-Martín Loustalot: Claro. La idea es poder armarlo con raza, tipo de alimentación, faena, etc. Se puede hacer ISO 9001 y 14001, pero hay que tener la certificación ambiental y estamos trabajando en eso.

 

¿Existe alguna oportunidad para exportar la carne que están produciendo?

 

-Diego Graña: El problema es que  nuestro país te demanda un año para cumplir con la cuota y además no están manejando bien el tema de las exportaciones de carne, por eso no nos metimos. Si se abren las exportaciones creo que el precio del animal va a mejorar y mucha carne saldrá al exterior y nosotros podremos abastecer al mercado interno.

-Martín Loustalot: La misma Cámara recomienda a aquellos feedlots que están lejos de los puertos, lejos de los frigoríficos, y que están haciendo exportación,  que esperen, para ver cómo les va a los feedlots que están más cerca.

 

¿Cómo ven el negocio ganadero, comparado con la agricultura dónde cuesta que los números cierren?

 

-Martín Loustalot: Creo que uno debe darle valor agregado a los productos pero además ser eficiente. Cuando nuestra economía esté más estable, el feedlot tiene que ser un negocio, pero es un negocio muy chico en números. Ahora se está viendo si se siembra o no el maíz, muchos esperarán hasta diciembre y ahí verán.

 

¿En el noroeste y norte de Córdoba, que alquileres se están pautando?

 

-Martín Loustalot: Nosotros por una chacra en Tulumba pagamos 6 quintales, se nos terminó el contrato y tenemos que ver qué hacemos. En Deán Funes no llegan a los 4 quintales.

La cuestión ambiental es siempre un tema a resolver, por más que estén a 6 km de la ciudad…

-Martín Loustalot: Nosotros no estamos dentro del ejido municipal de Deán Funes. Tampoco tenemos el feedlot saturado de hacienda. En verano nunca, y en invierno que es la época de la zafra llegamos a una ocupación del 90 por ciento.

-Diego Graña: El problema es cuando el olor llega al pueblo, ahí interviene Córdoba Ambiente. En estos últimos años no se produjo tanto olor, eso tiene que ver con el cambio en la dieta que no es tan agresiva para los animales.

 

En cuestiones de manejo de feedlot. ¿Qué  vieron en su último viaje a Nebraska (EEUU) que les llamó la atención?

 

-Diego Graña: Es todo muy similar, solo que ellos trabajan con animales mucho más grandes que no son tan propensos a enfermarse como el ternero chico con el que trabajamos nosotros.



Tags: ,