- Córdoba, Argentina

CAPACITACIÓN

Dante Romano analizó la economía y los mercados agrícolas

Mercado de Granos - Miércoles 26 agosto, 2015


Dante Romano (BLD) junto a Matías Blas (Agroempresa).

Dante Romano (BLD) junto a Matías Blas (Agroempresa).

 

Los días 4 y 5 de agosto, el Grupo Agroempresa Argentina capacitó a unos 200 clientes sobre mercados agrícolas, mediante la presencia del especialista Dante Romano, analista de la corredora rosarina BLD.

 

“La finalidad de estos eventos es poder brindarle un servicio más al cliente. Aprovechando la alianza que tenemos con BLD, organizamos cuatro charlas de características similares en nuestras sucursales de Sinsacate, San José de la Dormida, Río Primero y Sacanta. Este es un servicio que nos brinda BLD, gracias a la alianza comercial que tenemos con ellos”, contó Matías Blas, gerente de Marketing.

Justamente, el 5 de agosto por la mañana, nuestro periódico Portal del Interior estuvo en Río Primero para dialogar con el analista Dante Romano.

 

A priori, la situación del maíz parece la más compleja de cara a la próxima campaña gruesa.

 

La coyuntura en la que estamos es complicada, el año que estamos cerrando fue un año donde productivamente los rendimientos fueron buenos pero al no acompañar los precios, el nivel de ingresos está bastante diezmado, sobre todo el maíz por el impacto que tiene el flete y los precios bajos. Se genera una situación difícil y por tanto para la próxima campaña los números también están muy complicados, porque más allá de los números internacionales, esta situación se da por el atraso cambiario de nuestro país, todos estábamos esperando la devaluación, eso no ocurrió y en nuestro sector se siente muy fuerte el atraso cambiario. Otra dificultad, sobre todo en el mercado del maíz, son las trabas en la comercialización, las limitaciones a través de los ROE Verde ya que el productor recibe precios que están por debajo de la paridad, incluso cuando sube el mercado de Chicago, al no tener ROE Verde, esas subas no las vemos. Hoy con suerte el maíz está en 100 dólares la Tn. y a cosecha nueva que es cuando se espera que haya ROEs vale 121 dólares, la lógica sería que en este momento valiera eso o un poco más. Por otra parte, el tema de los derechos de exportación genera un menor valor para la producción. Estas tres cosas se están reviendo para el próximo gobierno, que algo tendrá que hacer con el atraso cambiario, incluso casi todos los candidatos están hablando de que las restricciones a las exportaciones no tienen sentido, así que probablemente o se eliminen o se manejen de una forma mucho más flexible. Y el tema de los derechos de exportación están viendo si quitarlos o no. En verdad lo que aportan el maíz y el trigo en retenciones no es gravitante, pero sí podría suceder que al quitarles las retenciones el maíz y trigo subirían los precios en el mercado interno. Entre el trigo y el pan ya no hay relación, debido a que el precio del pan voló y el trigo sigue estando bajo por tanto es muy probable que allí se saquen los derechos de exportación. En el caso del maíz, el impacto que este tiene como insumo de la producción de carne es muy fuerte, es más difícil que se puedan quitar los derechos de exportación sobre todo porque las cámaras del sector de la carne, puntualmente la de pollos, es muy fuerte, tiene mucho poder de lobby y está muy cerca del kirchnerismo. Este sector a fines de los 90 terminó muy golpeado y tuvo una fuerte recuperación en estos últimos años.

 

Más allá de un maíz barato, la lechería sigue complicada y la ganadería tiene un poco más de respiro.

 

Sí, es una picardía porque tanto el mercado de la carne como el de la leche pasaron por momentos muy buenos a nivel internacional y hemos perdido la oportunidad de generar una expansión importante  y tuvo que ver con las restricciones a las exportaciones. En el caso de la carne el que pudo aguantar y ya tenía un ciclo armado está pasando un buen momento, pero no sabemos si esta mejora perdurará.

 

¿Qué cartas mostrarán para el sector agropecuario los candidatos presidenciales?

 

De cara al 10 de diciembre, si la elección fuera favorable a Scioli, nos plantea muchas dudas porque a principios de este año lo veíamos que ideológicamente quería continuar con los valores propuestos por el kirchnerismo, pero desde el punto de vista de la implementación buscaba una mayor cercanía a la inversión privada con intenciones de normalizar el país y tomar las medidas que pueden apoyar mucho el ambiente de negocios en Argentina, pero para poder ser el candidato oficialista tuvo que cambiar el discurso y asemejarlo a la política económica que lleva adelante el Gobierno. La gran duda es que si llega a la presidencia, cuál de los dos Scioli gobernará. Macri propone un cambio mucho más profundo donde plantea abiertamente que hay que sacar a la Argentina del default, que hay que replantear la política de subsidios excesivos teniendo en cuenta las situaciones sociales y manteniendo la Asignación Universal por Hijo para que el gasto sea más eficiente y además, acomodando las necesidades que venimos diciendo, de generar una devaluación para devolverle competitividad a la economía.

No obstante, cualquiera de los tres candidatos que gane –Scioli, Macri, Massa-, y toque el tipo de cambio, si no tiene medidas conexas que vayan en conjunto con esto, en dos o tres meses la inflación se comerá el salto de la devaluación.

 

¿Hay señales de que los precios de los commodities reaccionen a nivel mundial?

 

El mercado internacional viene de capa caída, pero hubo tres años seguidos con producciones muy importantes en EEUU y Sudamérica. Ese shock de oferta que tuvimos  nos llevó a este nivel de precios y para quedarnos en esta situación deberíamos seguir teniendo este nivel de oferta. Cualquier dificultad climática o productiva que suceda en el mundo va a generar una mejora de precios. Hay que ver cómo termina agosto que es un mes clave para soja, y que pasará cuando el mercado empiece a considerar las intenciones  de siembra en Sudamérica. En Brasil, con la devaluación del Real, la perspectiva es muy buena y van a llegar a las 100 millones de tn En Argentina, el USDA está diciendo que la producción bajaría pero cuando vemos la realidad, nos encontramos que los productores sembraron menos trigo y eso irá a soja de primera. Por otro lado, la intención de maíz apunta a un 35/40 %  menos y eso en gran parte irá a soja. No sería de extrañar que Argentina esté bastante más arriba de los 60 millones de tn el próximo año. Por tanto cuando se considere esto, el mercado tendrá que ajustar a la baja y es muy importante aprovechar estos picos de precios que estamos teniendo ahora.



Tags: , ,