- Córdoba, Argentina

CÓRDOBA

Las cooperativas eléctricas del interior se movilizaron hacia la ciudad capital

Gestión - Miércoles 28 marzo, 2018


Son más de 200 cooperativas del interior las que se ven afectadas.

Son más de 200 cooperativas del interior las que se ven afectadas.

 

El objetivo es la defensa de sus asociados y habitantes de los pueblos frente a los aumentos de energía.

 

Ante la situación generada por los incrementos en la energía eléctrica, las Cooperativas adheridas a la  Federación de Cooperativas Eléctricas y de Servicios de Córdoba (FECESCOR) y a la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE Córdoba), se movilizaron hacia la ciudad de Córdoba, el pasado 22 de marzo, junto a los asociados y usuarios y en defensa de los vecinos, que no pueden afrontar los montos de sus facturas, para solicitar: Una revisión a la quita de subsidio a la energía;  baja en el costo de la energía eléctrica; tarifa social igualitaria y automática para los usuarios del interior provincial.

 

A través de un comunicado emitido por ambas entidades días atrás, señalaron: “A los consejos de administración de las cooperativas les ha sido asignada la ingrata y gravosa responsabilidad de trasladarles a sus vecinos y copropietarios cooperativos el vertiginoso e indisimulable incremento del costo de compra de la energía eléctrica, que ha registrado desde enero de 2016 a diciembre de 2017 el exorbitante crecimiento del 3.076,47 % en concepto de generación y transporte, por decisión del Estado nacional. Por lo contundente de los números y la insostenible realidad descripta, las cooperativas de usuarios no podemos más que acompañar los reclamos de nuestros vecinos del interior, porque sus demandas no son otras más que nuestras propias carencias”, indica el escrito.

 

Por otra parte, FECESCOR recalca que el desdoblamiento de la facturación ordenado por el ERSEP no soluciona de ningún modo la problemática de los usuarios de las cooperativas y reclamó que la respuesta que demanda el mercado eléctrico es la equiparación de tarifas entre los usuarios de las grandes ciudades –que dependen directamente de  la EPEC– y las zonas servidas por cooperativas.

 

Al respecto, Luis Castillo, presidente de la FECESCOR manifiesta: “Si hacemos la relación con el año pasado prácticamente se han duplicado las facturas, y si analizamos las que van a venir, tienen ya un 7% de aumento, muchas cooperativas lo han absorbido a pérdida, precisamente por la situación social actual, es algo que no van a poder sostener por mucho tiempo, máxime porque va a continuar el aumento de la energía eléctrica durante el 2018, por una decisión política del gobierno nacional. La quita de subsidios ha determinado ese impacto, nosotros entendemos que si bien hay que sincerar el costo de la energía, es necesario tener en cuenta la situación del usuario consumidor, no sólo aquellos residenciales, también considerando al sector comercial que ha sido muy afectado, los que venían pagando una energía en $ 5000 ahora pagan entre $30.000 y $50.000. El desdoblar esa factura, adelanta, no va a tener ningún tipo de efecto sobre esos montos, no se le puede seguir negando a la gente que quien se lleva el 90 % de ese impacto es el Estado Nacional, cuando dejan de subsidiar la generación eléctrica. Nosotros somos la punta visible de esta problemática, somos el cartero que llevamos la mala noticia a los usuarios”.

 

Por su parte, Omar Marro, presidente de FACE Córdoba,  sostiene que “es preciso aclarar que el costo de la energía eléctrica no tiene un componente que se pueda modificar con una resolución del ente regulador, existen tres grandes componentes en una factura de electricidad, los impuestos que parten del estado – nacional, provincial y municipal–, normalmente el componente impositivo ronda el 40%, luego un poco más de un 30% corresponde a otro componente, el costo de la energía, es el costo que resulta de producir la energía y transportarla hasta el punto en el que se hace la distribución, en éste último tramo se encuentran las cooperativas, entonces, no se puede modificar administrativamente el costo de la energía, la resolución del ERSEP sólo va a impactar en la posibilidad de que el usuario pueda elegir cuál de los servicios que recibe puede pagar, lamentablemente el Kv que consume lo va a tener que seguir pagando. Hay que puntualizar, las cooperativas lo que hacen es poner en disponibilidad la potencia para que el usuario la tome, y en lo único que tiene incidencia es en el 30% del monto total de la facturación, esto incluye mantenimiento, operaciones, amortizaciones, recomposición de redes, etc. Si se piensa que se puede modificar el valor del Kv a través de una resolución administrativa, creemos que se están equivocando”.



Tags: ,