- Córdoba, Argentina

CÓRDOBA – Dpto. Capital

Pasó con rotundo éxito el XlV Encuentro Nacional de Monitoreo

Agro - Miércoles 27 junio, 2018


Gran concurrencia en una nueva edición del Encuentro de Monitoreo.

Gran concurrencia en una nueva edición del Encuentro de Monitoreo.

 

El encuentro técnico más importante del país organizado por Halcón, se llevó a cabo en la ciudad de Córdoba, en el centro de Convenciones del Quorum Hotel, los días 12 y 13 de junio.

 

Desde hace catorce años,  se viene realizando el Encuentro Nacional de Monitoreo de plagas, malezas y enfermedades organizado por la consultora Halcón, con base en Sinsacate (Córdoba).  En el evento se dan cita los más importantes especialistas, tanto a nivel nacional como internacional en temas de protección de cultivos, tanto referido al manejo y control de plagas, enfermedades y malezas que los afectan.

 

El Encuentro, como es habitual, albergó cursos sobre temas específicos, dictados por especialistas destacados en cada materia. Algunos fueron: Langosta sudamericana por el Ing. Mario Poot Pech (México); Producción, ambiente y sociedad, dictado por el Ing. Guillermo March; Malezas incontrolables por el  Ing. Eduardo Cortez; Conozca la pulverizadora por los Ings. Marrón, Massarro, Casal y Villosio; Rol de fosfitos en agricultura, dictado por el Ing. MSc. Marcelo Carmona; Curasemillas e inóculo inicial, a cargo del Ing. Claudio Odino. Dentro de los plenarios disertaron: Ing. Roberto Peralta  sobre Trips, Ing. Daniel Igarzábal sobre la problemática de plagas en sequía, el Ing. Cacciavillani sobre la problemática en mezcla de tanques y el Ing. Luis Lanfranconi sobre cultivos de cobertura y sequía.

 

Agroquímicos, sociedad y ambiente

 

Semana a semana, se conocen nuevos casos de polémicas que surgen en pueblos y ciudades por la utilización de agroquímicos en zonas periurbanas y el temor de que puedan afectar la salud de los pobladores. Para el ingeniero agrónomo Guillermo March, una de las voces más experimentadas sobre estos temas en Córdoba, uno de los problemas es que “en la era de la post-verdad, el conocimiento científico tiene menor influencia en la opinión pública que la información mediática”.

 

“Los efectos negativos de los plaguicidas son a veces minimizados o a veces magnificados, manipulando muchas veces la información e incluso ignorando los aportes de la ciencia, en ambos casos. Confrontar información y conocimiento nos ayudará a comprender que mucho es relativo al tiempo y al espacio de su ocurrencia, que nada es definitivo, y que todo se puede mejorar”, resumió el especialista. Entre la lluvia de datos que mostró en el curso, March remarcó que no se evalúa cuál es el costo que tendría para los consumidores una eliminación del uso de plaguicidas. Al respecto, citó un estudio elaborado en Estados Unidos que calculó pérdidas de hasta 80 por ciento en la producción de maní y hasta 55 por ciento en arroz, en caso de cultivos extensivos; y de 100 por ciento y 90 por ciento, en manzanas y uvas, respectivamente, para cultivos intensivos; si no se frenaran los ataques de insectos con agroquímicos.

 

Con una menor oferta de alimentos, los precios aumentarían: “El más perjudicado sería el consumidor”, sintetizó March. En Europa, por ejemplo, calcularon que disminuir el uso de plaguicidas en el trigo, haría perder  4.600 millones de euros de producción para 2020.

 

El experto también le dedicó varios párrafos a un informe que se publicó hace casi una década y que relacionaba una alta tasa de cáncer en el este provincial con el crecimiento de la producción agrícola y el correspondiente uso de agroquímicos. Según March, el problema fue que no se tuvo en cuenta que esas zonas también tienen una alta concentración de arsénico en el agua, lo que puede ser un causal precisamente de este mal. Del mismo modo, hizo referencia a la clasificación del glifosato como “probablemente carcinógeno”, lo que no significa que haya una correlación directa entre ese principio activo y el cáncer. Estudios mundiales calculan que reconvertir toda la agricultura global y hacerla orgánica, reduciría entre 25 y 50 por ciento las cosechas, quitándole alimentos a 2.500 millones de personas. Para compensar esto, se necesitarían 600 millones de hectáreas más cultivadas, lo que equivaldría a más desmontes, presión sobre los suelos y agriculturización de zonas marginales.

 

Luego de describir otros datos, March concluyó que “en este complejo escenario al que concurren múltiples intereses económicos, sociales, ambientales e incluso ideológicos, deberemos aceptar que más que un objetivo a alcanzar, la sustentabilidad de los sistemas agrícolas es un proceso de aprendizaje, en el cual el enfoque sistémico nos permitirá comprender las complejas interacciones ecológicas, sociales y ambientales”.

 

El foco en los distribuidores

 

“En 2016 comenzamos el trabajo con nuestra red de distribución, que hoy ya está consolidada, al igual que el portafolio y los servicios”, indicó a nuestro medio el ejecutivo brasilero Ademilson Villela, que tiene a su cargo el negocio de FMC en el Cono Sur desde noviembre pasado, cuando la compañía puso primera luego de la adquisición de un paquete importante de activos y personal de Dupont.

 

“FMC hizo una gran inversión en activos de Dupont, que comprende un portfolio de productos y estaciones de investigación, desarrollo y producción. Con esto FMC vuelve a posicionarse como la quinta empresa del mundo en protección de cultivos. El objetivo principal desde este 2018 es descubrir nuevas moléculas para los diferentes productores del mundo, y con esas nuevas moléculas aplicar más tecnología a la agricultura. En Argentina trabajaremos con el portfolio existente de FMC más el de Dupont, de una manera estructurada, con servicios, y atención a través de una red compuesta por unos 60 a 70 distribuidores, para luego empezar a hacer los diferentes lanzamientos”, comenta el responsable del Cono Sur, y agrega: “Los últimos dos años crecimos, ampliamos estructura con más de 30 personas, armamos nuevas oficinas, dando más empleo, y principalmente trayendo soluciones para la agricultura tanto extensiva como intensiva. Tenemos un 5% de participación en el mercado de agroquímicos, y visualizamos que podemos duplicar esa participación, de acuerdo con las nuevas moléculas que vamos a desarrollar”. Hay que decir que la expansión de FMC en Argentina estuvo muy vinculada a las malezas resistentes y la marca consiguió introducir en el mercado productos con una muy buena performance.

 

Tranquera a tranquera

 

La marca de coadyuvantes AKTIV, desarrollados en Río Primero (Córdoba), siempre busca estar asociada a cuestiones técnicas, como la reconocida jornada de Halcón. El mercado es muy informal, y por eso planificaron un trabajo a largo plazo, como lo asegura el gerente comercial Martin Centurión: “Estamos muy contentos, ya que los objetivos que nos ponemos semestralmente los vamos cumpliendo, posicionando nuestra marca en todas las tranqueras del norte de Córdoba. También desarrollamos dos productos nuevos para zonas determinadas como es el secuestrante de cationes –porque hay zonas donde es más importante secuestrar cationes y no corregir el PH del agua dura-, y agregamos un antideriva para aplicaciones aéreas y periurbanas”. El Ing. Ag. Centurión también hizo foco en el desarrollo del mercado: “Este año decidimos armar nuestra propia fuerza de ventas, antes estábamos apoyados sobre los distribuidores, ahora estamos tratando de meternos en una cuota del mercado del centro sur de Córdoba, y tenemos un técnico comercial en el NOA que nos permite ampliar zona de influencia, incluso al NEA. Tratamos de trabajar siempre con los distribuidores, apoyándolos en el desarrollo técnico, pero con pasos firmes y seguros, para que el productor sea constante en la compra de nuestros productos”.

 

Traje a medida para cada problema

 

AGM fue fundada en el 2000 y el año pasado fue adquirida en su totalidad por el grupo alemán DVA, originario de Hamburgo, el cual tiene muchas actividades, desde productos veterinarios hasta farmacéuticos, nutrición y agroquímicos.  Esta es una clara apuesta por el país y la región, ya que EEUU, Brasil y Argentina están llamados a ser los principales productores de materias primas, sumado a la rápida incorporación de tecnología que tiene el productor argentino. Por tal motivo, Edgardo Preisz Casas, coordinador de desarrollo de mercado de AGM Argentina, anunció a nuestro medio: “En julio la empresa inaugurará una planta de producción en el Parque Industrial de Pilar (Bs As), con el objetivo de abastecer el mercado local, dejando de lado la importación desde China. Seremos unas de las pocas empresas del país que trabajaremos la fórmula de micro emulsión, donde la molécula se desarrolla a escala nano métrica, una diez mil veces más pequeña que en las formulaciones tradicionales. El primer producto que saldrá es Wenco NT, totalmente novedoso desde su formulación, constituido con un 2,4D ácido que lo diferencia de los más usuales del mercado. Esta es una muy buena noticia, porque no tendrá las restricciones comerciales que tienen otros productos en varias provincias, y la volatilidad es mínima, por ejemplo 400 veces menos volátil que el Dicamba. Es un producto mucho más verde, que mantiene eficacia, y necesita menos aplicación por superficie para no cargar tanto agroquímico al sistema. Y a nivel regional estamos por registrar dos herbicidas mezcla que son inéditos en nuestro país, juntando los tres activos más usados en el sector para atacar malezas de hoja ancha y fina”. El ejecutivo de AGM siguió comentando las bunas nuevas que tienen previstas para el mercado nacional: “No hay soluciones para aplicar de forma general, vamos hacia un traje a medida, de acuerdo al problema, estaría la solución. Y otro de nuestros pilares son los productos biológicos, estamos en plena etapa de registro, así que también habrá novedades de un producto para trigo y soja, y para hortícolas y frutales de pepita y carozo. Este es otro aporte amigable con el medio ambiente, desde DVA a través de AGM Argentina”.



Tags: ,